Samsung S3 vs iPhone5 – La Guerra está Servida

Todos sabemos de la batalla que libran Apple contra Samsung. Demandas, patentes, contra patentes, contrademandas… Lógicamente la llegada del iPhone5 no podía hacer otra cosa, sino atacar de forma directa a su rival coreano el Galaxy S3.

 

Hasta aquí todo normal, una compañía saca un terminal de última tecnología, y la competencia le responde con otro terminal de similares características (mejores o inferiores, eso aún está por ver…) Pero la guerra entre los dos grandes va más allá del plano tecnológico.

Ante las demandas ganadas por Apple, algunas de las cuáles obligan al gigante asiático a retirar su producto estrella de según qué mercados. Samsung ha decido emprender una campaña de desprestigio contra el recién estrenado iPhone5. Modelo que aún ni siquiera ha llegado al consumidor final, si bien su presentación oficial se produjo el 12 de Septiembre, no será hasta el próximo día 21 cuando las primeras unidades se pongan a la venta, y no en todos los países. A partir del día 21 de septiembre estará disponible en Estados Unidos, Alemania, Australia, Canadá, Francia, Hong Kong, Japón, el Reino Unido y Singapur. Una semana más tarde, el 28 del mismo mes, estará disponible en otros 22 países: Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, México, Noruega, Países Bajos, República Checa, Singapur, Suecia y Suiza.

La campaña de desprestigio que ha lanzado Samsung se burla en primer lugar del slogan que habitualmente solía utilizar Steve Jobs, haciendo mención a la genialidad, o como Samsung ironiza la falta de genialidad.

Bajo el slogan aparecen dos imágenes encontradas de los terminales, en los cuáles su S3 sale encendido y con una luz favorecedora, mientras que el iPhone5 permanece apagado y en la penumbra.

El anuncio de Samsung finaliza comparando las características técnicas más relevantes de uno y otro terminal, donde como no podía ser de otra forma sale claramente beneficiado su producto.

¿Será este anuncio otra nueva fuente de demandas de Apple contra Samsung? Por si acaso os dejo el anuncio antes que les obliguen a retirarlo.

Campaña desprestigio Samsung Galaxy S3 vs. iPhone5Pero no han sido pocos los fanboys de Apple y otras marcas, que se han apresurado a realizar montajes en los cuáles las características del iphone5 machacan al S3, o incluso otras marcas, como este anuncio de Nokia, en el cuál su último terminal el Lumia 920 les barre en prestaciones a ambos contrincantes.

Iphone5 vs Samsung Galaxy S3 vs Nokia Lumia 920

Mostrada esta guerra pura de marketing entre contrincantes, y en la cuál, cada usuario es libre de creer a su marca favorita, Samsung al lanzar su producto unos meses antes que Apple, cuenta bajo mi punto de vista con una gran desventaja. Su producto está en manos de muchos usuarios; usuarios que prueban su terminal y pueden sacar a la luz mediante las redes sociales los pecados capitales del terminal. Y si tus pecados son graves, tienes posibilidades que tus campañas de desprestigio se vuelvan contra ti.

A modo personal y sin ser fanboy de ninguna de las dos marcas en pugna, como usuario y hasta hace unos días poseedor de un S3 (ya no lo poseo, pues hace varios días se encuentra en el SAT de Samsung, y sin fecha próxima de recuperación) puedo enumerar los problemas que he sufrido.

Mancha violeta en pantalla; Arañazo en pantalla al dar la vuelta al móvil para que dejara de sonar en una mesa de oficina (esta es una de las características diferenciadoras que vende Samsung: cristal súper resistente Gorilla Glass y modo silencio mediante el volteo del terminal); Cierres inesperados de correo electrónico durante todo el día (aún estando el correo cerrado, se bloqueaba el móvil y aparecía un mensaje de correo cerrado); Cuelgues o estrangulamiento de pantalla; Pérdida de conectividad wi-fi de forma intermitente; Lentitud dilatada en respuesta del terminal; Imposibilidad de descolgar llamadas al no responder la pantalla…

Aún pudiendo ser un caso excepcional de un terminal defectuoso, aunque me consta que son muchas las personas que sufren los mismos problemas o muy similares con sus S3… esto no es lo más grave. Lo peor bajo mi punto de vista es el pésimo Servicio de Atención al Cliente Post-Venta y Servicio de Asistencia Técnica de Samsung.

Mientras el SAT de Apple repara tu terminal en un plazo estimado de 48 a 72 horas, el SAT de Samsung aún llevando uno directamente el teléfono al mismo, si tienes la suerte de vivir en una ciudad donde dispongan del mismo, es de dos a tres semanas.

Esta es una característica, bajo mi punto de vista vital, pues ningún terminal es perfecto y todos te pueden dar problemas. Pero si un servicio técnico es ágil y efectivo, es una cualidad a tener muy en cuenta al elegir una marca. En este sentido la genialidad de Apple dista mucho del desprecio de trato que a día de hoy nos brinda Samsung a sus clientes. Y quizás en sus publicidades todos los fabricantes deberían hacer mención a estas características que uno nunca quiere llegar a conocer, pero por desgracia todos padecemos.

El Uso de los Códigos QR en la Empresa

¿Cómo usan las empresas españolas los Códigos QR?

El 69% de las empresas que usan códigos QR carece de estrategia de marketing

codigos qr en las empresasLas empresas españolas están convencidas de que los códigos QR son útiles en tiempos de crisis, pero a la hora de la verdad, solo 3 de cada 10 compañías que utilizan los códigos bidimensionales lo hace como herramienta de marketing. Este es uno de los datos que arroja el primer Estudio sobre los usos de los QR por parte de las empresas españolas, desarrollado por Selenus.

Motivadas por el auge de los smartphones, las empresas han ido recurriendo poco a poco a los códigos QR con la finalidad de atraer la atención de su público. El interés alcanza hasta tal punto que el 71% de las empresas encuestadas considera que los QR son pueden ser útiles en tiempos de crisis. Así se desprende del primer ‘Estudio sobre estrategias de marketing móvil con códigos QR’, elaborado por Selenus con la participación de 75 compañías que han utilizado alguna vez los códigos bidimensionales en sus campañas.

Pero la realidad dista mucho del escenario idílico que se presupone para este nuevo canal de marketing móvil, al menos en España. El primer dato es revelador: el 68,8% de las empresas que recurren a los códigos QR lo hace sin ningún tipo de estrategia y sin herramientas para medir la eficacia. Una apuesta a ciegas que -y he aquí una de las claves- al no requerir necesariamente de inversión o conocimientos, suele acabar en fracaso.

El código QR corre el peligro de convertirse en una moda sin ninguna utilidad práctica, pero “esto también supone una ventaja competitiva para aquellas empresas que sepan aprovechar su enorme potencial”, asegura Juan Ángel Poyatos, director de Selenus.

La encuesta pone de manifiesto que la mayoría de empresas ni siquiera se preocupa por medir el impacto de su código QR. El 53% de las compañías no dispone de estadísticas de escaneos, por lo que desaprovechan el retorno de información que les ofrece su propio público potencial. Paradójicamente, un 41% considera que disponer de esta información “sería interesante”. ¿Por qué no lo hacen entonces?

En opinión de Poyatos, “una cosa es que cualquiera pueda crear su propio código QR de forma fácil y gratuita y otra que sepa o quiera sacarle partido. Esta encuesta revela que las empresas dan la espalda a los resultados, cuyo análisis en cualquier campo es indispensable para medir la eficacia de nuestras acciones, conocer a nuestro público objetivo y adoptar medidas para la mejora continua”.

Motivos de uso por la empresa de codigos QR

Respecto a las motivaciones para utilizar el QR como estrategia de marketing, un 58,8% de las empresas señala el hecho de “dotar de vida” a sus soportes offline (carteles, folletos, anuncios en prensa…). Para otro 52,9% supone “abrir otro canal para sus clientes” y para un 47,1% “distinguirse de la competencia”.

Ampliar la información del producto solo es un aliciente para el 5,9% de las empresas. “Nos encontramos ante unos razonamientos superficiales que denotan la ausencia de objetivos previamente definidos. Los códigos QR no son milagrosos, no podemos esperar que hagan el trabajo por nosotros”, advierte Poyatos.

La estrategia, el punto débil

No es de extrañar, por tanto, que ante la pregunta ‘¿Qué mejoraría de su código QR?’, el 68,8% de la empresas reconozca que su punto débil es la falta de una estrategia que capte la atención del público. A la mitad de ellas también les gustaría establecer un mayor vínculo entre su QR y las redes sociales, pero de nuevo nos encontramos frente a una paradoja: solo un 18,8% cree que debe mejorar el contenido de su código.

“Nos enfrentamos claramente a un problema de profesionalización: muchos de los códigos QR que vemos habitualmente han sido creados por personas que no tienen unos conocimientos mínimos en marketing, comunicación o programación. ¿Qué pasaría si las notas de prensa las escribiera el contable de la empresa?”

Soportes Habituales Fisicos Codigos QRLa cartelería, el soporte predilecto

Disponer de un código QR con un diseño personalizado es un requisito al que solo prestan atención 3 de cada 7 empresas (31,3%), pese a que ello contribuye a reforzar nuestra imagen de marca. Pero el capítulo en el que se muestran más convencidas las empresas es en los soportes: el 82,5% de las compañías asegura saber cuál es el soporte más eficaz para su código QR.

Una amplia mayoría del 81,3% los coloca en folletos y cartelería, el 37,5% en anuncios en prensa y el 31,3% en tarjetas. La mitad de los encuestados considera que el merchandising es un soporte idóneo para su código QR, pero sólo el 6,3% puede permitírselo. Otros soportes asequibles como el etiquetado del producto (packaging) aún no son aprovechados por las empresas, cuyo uso también se reduce al 6,3%.

Valoración media: aprobado

Si las empresas tuvieran que ejercer de profesores y dar una nota al trabajo realizado con su código QR, el resultado sería de un aprobado raspado. La valoración media alcanza un 5,8 pero, si este es un ejercicio de autocrítica, parece que las empresas están dispuestas a aplicarse más en el futuro. El 69% asegura que piensa aumentar el uso del código QR en los próximos meses, frente a un 25% que continuará en la misma línea que hasta ahora.

Solo un 6% de las empresas considera que el código QR no le ha aportado nada y se plantea reducirlo o eliminarlo de sus soportes.

¿Pero, cómo podemos hacer para mejorar nuestra estrategia de uso de los códigos QR que utilizamos?

Debemos comenzar por monitorizar nuestros códigos QR, y para ellos podemos valernos de algunas herramientas gratuitas que nos ofrecen entre otros Google Analytics.

Si queréis saber más sobre como personalizar vuestros códigos QR y tener estadísticas gratis de los mismos, no dejéis de leernos en los próximos días.

Trucos Chica Codigo QR

Fuente: PuroMarketing