El “Social Strategist” no sólo sirve para vender más

Las empresas que emprenden o confían en una estrategia social en redes sociales con el único objetivo de vender más deben analizar en profundidad sus prioridades.

Que las redes sociales ayudan a vender más todos sabemos es una realidad. Pero que su único objetivo es este, es un error común. Más común de lo que nos pensamos. Así cómo utilizar el Social Media como único canal publicitario sin acciones off line.

Cuando decidimos tener presencia en Redes Sociales, nuestro único fin no puede ser el de vender más. Estamos en Social Media, porque queremos en primer lugar saber qué se dice de nuestra marca. Cómo hablan de nosotros. Qué impresión tienen nuestros consumidores. Qué opinan de la competencia. En definitiva, es principalmente un canal de escucha. Es por este motivo que en cualquier estrategia social 2.0 que se plantee lo prioritario debe ser la escucha. Y la escucha la conseguimos a través de una perfecta monitorización. Una monitorización detallista en la que la agencia o profesional separe el polvo de la paja. En el mundo de la saturación de información la cantidad de resultados arrojados que podemos encontrar sobre nuestra marca o producto en internet puede ser estremecedor. Entonces necesitamos herramientas y personal profesional que sea capaz de extrapolar esa cantidad de información y transformarla en datos listos para ser examinados por el equipo de marketing correspondiente.

Por tanto, la primera función más importante para lo que debe servir una estrategia social es escuchar a través de una correcta monitorización.

Best Social Media Strategist

Otra función básica y primordial que debe cumplir una correcta estrategia social 2.0 es la de comunicarnos. Y al decir “comunicarnos” no me refiero a “vender” a nuestro público, fans o grupo de interacción. Comunicarnos es interactuar con nuestro público interesado en nuestra marca o producto. Es entendernos, es conocer sus demandas, es en definitiva hablar con ellos.

Esta comunicación o interacción incluye dar respuesta a las reclamaciones. Son numerosos los casos de empresas que emprenden acciones en Social Media y ante crisis acuciantes en sus tableros, perfiles, etc. toman la decisión de zanjar las mismas mediante la eliminación de comentarios. Dejar un tablero sordo que sólo habla y no escucha no es realizar correctamente una estrategia social. Si no queremos escuchar o no nos interesa hacerlo, a nuestros lectores tampoco les interesará que les hablemos cuando a nosotros nos conviene.

Es muy difícil hacer comprender a una empresa que se debe atender al público para bien o para mal. Abrir una red social puede significar abrir una caja de pandora. Si hemos sido una empresa con los oídos cerrados que nunca hemos escuchado a nuestro consumidor y somos conocedores que existe una realidad contraria a nuestro producto o siquiera presencia es duro asumirlo. Y más duro es que se entere todo el mundo. Con nuestra apertura a lo social abrimos la ventana y en muchos casos la puerta de las quejas.
Pero todo tiene un proceso… lógicamente cuanta menos atención hayamos venido realizando a nuestro canal de atención al cliente, más proceso de adaptación necesitaremos.

Pero el haber tenido descuidado nuestro canal de comunicación habitual no quiere decir que no podamos introducirnos en la era digital. Eso sí, deberemos preparar a nuestro cliente para una rutina de quejas, reclamaciones y un largo etcétera que podrá durar bastante tiempo. Ese alargamiento en el tiempo vendrá definido por un lado, por parte de los profesionales que lleven a cabo su estrategia social, y de otra parte por la atención que ahora sí deberá brindarles con total esmero la empresa.

Responder quejas, atender consultas o paliar faltas de atención off line es vender más. Es vender más sin decirle a nuestro cliente que cómo nos sigue en facebook debe comprar nuestro producto.

El usuario habitual de redes sociales cada vez está más cansado de anuncios y perfiles cuyo objetivo es descaradamente el de venderles. Los “Likes” y los “Unfollow” caen como moscas cada día de una forma más descarada. Conseguir adeptos 2.0 reales que sigan nuestra marca es cada día más difícil. Con todo y con esto seguirán existiendo empresas cuya finalidad final será el conseguir más y más followers, sin diferenciar si su target es español o si consiguen followers de la India.

Hasta ahora hemos aprendido que en nuestra estrategia social por un lado debemos escuchar y por el otro debemos conversar de forma bidireccional. Que la comunicación unidireccional con el único objetivo de venta no funciona.

En este punto la empresa que quiere, bien realizar su estrategia online o bien, revisar la misma, debe atender a estas pautas esenciales. ¿Quiero atender a mis clientes y por ende vender más, reforzando mi imagen? Si la respuesta sólo es quiero vender más utilizando la red como una plataforma de acoso y derribo gratuita, el Social Media no es el canal adecuado para hacerlo.

El problema es que las empresas que se niegan a aceptar la venta social están condenadas a medio plazo a ser víctimas de su propio ego. Porque la comunicación directa con la empresa que nos vende el yogurt en el supermercado es algo real. Y si esa empresa de yogures hace caso omiso de tus comentarios, al final cambiarás de marca.

Llegados a tal punto, las marcas afirman que en estos momentos actuales de crisis su única preocupación es la venta; y que esa venta viene marcada en un alto porcentaje por su precio final frente la competencia. De forma inequívoca una mala política de precios no podrá salvarse con una excelente estrategia de medios sociales. Pero sí que una correcta estrategia social podrá hacernos rectificar aquellos puntos negativos que denotan nuestros clientes o público objetivo.

Una Social Strategy no debe ser realizada para vender más como único objetivo. El vender más ha de estar implícito en una posible estrategia, pero si lo fijamos como objetivo único, todo el procedimiento estará avocado al fracaso antes siquiera de ponerlo en práctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *



Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>